Descubre todas las noticias, novedades y eventos de KOA.

Calcular IMC: Cómo hacerlo y su uso real en la consulta de nutrición

Calcular IMC es una de las preguntas que muchos clientes nos preguntan cuando hacemos las mediciones antropométricas en las sesiones de nutrición: “¿he bajado o mejorado mi IMC? o, ¿a qué número de IMC tengo que llegar para estar sano?”

Puede ser que el IMC (Índice de Masa Corporal) sea uno de los parámetros de medición corporal más conocido y que, durante muchos años fue un factor que se tenía en cuenta a la hora de explicar a la persona su estado de salud corporal. Pero, ¿realmente sabes la utilidad que tiene? ¿Será cierto que puede determinar el estado de salud? Más adelante lo descubrirás.

Primero de todo, ¿qué es el IMC?

El Índice de Masa Corporal (IMC), también conocido como Índice de Quetelet, es un índice que relaciona el peso (en kg) y la altura (en metros al cuadrado), y cuyo resultado te permite saber si una persona tiene un peso adecuado con un cálculo sencillo y rápido.

Calcular IMC – Fórumula

Para calcular el IMC, divide tu peso (ej: 85Kg) entre tu altura multiplicada por dos (ej: 1,78 x 1,78)

Si tenemos en cuenta los rangos de clasificación según la OMS, ésta sería la clasificación según el resultado del IMC aplicando la fórmula anterior:

<18,5 – Insuficiencia ponderal

18,5 – 24,9 – Intervalo normal

>25,0 – Sobrepeso

24.0 – 29,9 – Preobesidad

>30,o – Obesidad

30,0 – 34,9 – Obesidad de clase I

35,0 – 39,9 – Obesidad de clase II

>40,0 – Obesidad de clase III

Limitaciones del IMC

Ahora bien, esta fórmula tiene muchas limitaciones a la hora de estimar el estado de salud ya que:

– No es válida para menos de 18 años.

– No tiene en cuenta la edad.

– No tiene en cuenta el sexo de la persona.

– No contempla la complexión de la persona (delgada, media o fuerte)

– No contempla los perímetros corporales ni porcentajes de grasa ni distribución de la misma

– Tampoco tiene en cuenta si la persona es atleta o no

Por tanto, el IMC es un parámetro confuso ya que como vemos, sus limitaciones permiten clasificar como “obeso” a una persona sin tener en cuenta ni siquiera su grasa corporal. Y es que, el sobrepeso y la obesidad no se traducen en un exceso de peso, sino a un exceso de grasa.

Calcular IMC – ¿Es útil para medir el estado de salud?

Como hemos comentado anteriormente, el IMC no diferencia entre la masa magra y la masa magra corporal; es decir, una persona puede tener un IMC elevado pero aun así tener una masa grasa muy baja y viceversa.

Esto significa que de forma aislada no es un parámetro útil para realizar un buen diagnóstico del estado de salud. Esto trasladado al ámbito nutricional, tampoco nos permite saber si este estado es correcto o si tu pauta de alimentación está funcionando o no por una bajada o aumento del IMC, ya que el peso es un dato que varía por muchas razones; aquí os dejamos algunos ejemplos:

– La hora y día de pesaje

– El tipo de comidas y bebidas del día del pesaje y día anterior

– Si has ido o no al baño con diferencia al último pesaje

– En mujeres, si estamos en semana de ovulación o periodo menstrual

– Un posible aumento de cortisol provocado por un estrés crónico y que este produzca retención de líquidos

¿Qué tipo de datos habría que tener en cuenta?

Lo primero es que el tipo de antropometría varía en función de la etapa de la vida (infancia, adolescencia, embarazo, etc); pero aquí nos centraremos en edad adulta. Dicho esto, el conjunto de estas mediciones son las que determinarían tu evolución general y estado de salud:

-Indicadores que evalúan Masa Corporal Total, como por ejemplo el porcentaje de peso de referencia o de pérdida de peso reciente.

– Indicadores de Masa Grasa o de adiposidad. Aquí se incluye:

– IMC

– Porcentaje de grasa corporal (que se puede medir por ejemplo con una bimpedancia)

– Circunferencia de cintura, abdomen y cadera (que se miden con una cinta métrica)

– Pliegues corporales: tricipital, subescapular, suprailiaco y abdominal.

– Indicadores de Masa Muscular o masa libre de grasa, que incluye: huesos, músculos, agua corporal, y todos los tejidos y células responsables de los procesos funcionales y metabólicos corporales.

A parte de evaluar el proceso de mejora de estos indicadores, también habría que tener en cuenta otros factores que posiblemente no se ven a simple vista pero que también son indicadores de salud como son los parámetros bioquímicos (niveles de hierro, colesterol, estado de las hormonas tiroideas, etc). Este último apartado muchas veces es el gran olvidado, pero recuerda que si has mejorado tu estilo de vida y esto te ha permitido mejorar tus niveles de triglicéridos (por poner un ejemplo), ya has hecho una mejora en tu salud.

Del mismo modo, en nutrición hay cuestionarios que realizamos en la sesión inicial como por ejemplo el cuestionario de frecuencia de consumo de alimentos. Por lo que, si partimos de que has pasado de comer de una pieza de fruta a la semana a 2 frutas diaria en dos meses, esto ya significa que también estás más cerca de llegar a tu meta.

Lo que realmente cuenta

Lo que realmente cuenta cuando estás progresando en un plan de alimentación no es tu peso corporal como ya habrás podido comprobar, sino el conjunto de: peso corporal con pliegues cutáneos y medidas de volumen (la ropa en este aspecto será tu mejor medidor), cómo te sientes contigo mismo, rendimiento en el ejercicio y sensación de energía diaria, todo lo que has aprendido sobre alimentación y has conseguido que sea un hábito, etc. Y sobre todo, no compares tu progreso y resultados con los de otra persona. Tu progreso es tu progreso.

Por tanto, no te centres en los números que marcan una báscula porque eso no determinará que tu trabajo esté mejor realizado o no. Por eso, en cada disciplina que forma KOA damos mucha importancia a cada logro que consigues sesión a sesión con esfuerzo y constancia porque sabemos que tu objetivo es importante para ti.

 

Post escrito por Patricia Ortega, dietista-nutricionista de KOA Center.

 

¿Preparado para el cambio?

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la información que publicamos en nuestro website y recoger información estadística. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aceptar