Descubre todas las noticias, novedades y eventos de KOA.

Consejos para no perder los buenos hábitos en verano

El verano, las vacaciones, están a la vuelta de la esquina. Es una de las épocas del año donde solemos preocuparnos más por nuestra imagen corporal. Unos intentan conseguir el cuerpo que quieren con un sprint, a veces no de la forma más saludable, y otros toman conciencia unos meses antes y cambian el chip aprendiendo a incorporar hábitos saludables en su día a día para que su imagen corporal se vea recompensada.

Ahora bien, ¿Estás preparado para mantener esos buenos hábitos en verano? ¿Crees que las abundantes quedadas sociales típicas de estas fechas te pueden llevar a los excesos y te preocupa dejarte llevar? ¡Pues no te pierdas estos consejos!

Los vegetales tienen que seguir siendo los protagonistas

No, no se trata de aferrarnos al típico “pechuga-lechuga”, pero sí es importante que priorices por el consumo de vegetales a lo largo del día por varias razones: te mantendrán hidratado y además te saciaran por su contenido en agua y fibra y, como consecuencia esto hará que desplaces el consumo de otras opciones posiblemente no tan saludables. 

¿Cómo puedes mantener los buenos hábitos en verano? Aquí te dejamos algunos tips con ejemplos incluidos:

– Si eres de los que se levanta con hambre, intenta hacer opciones más vegetales en tu desayuno. Te sugerimos: pan integral con escalibada o con tomate a rodajas o, unas crepes de espinacas o, un yogur con avena bien fresquito con un poco de fruta, por ejemplo.

– Mejor “verduras con arroz” que “arroz con verduras”. Tanto en comidas como en cenas, ¡qué no se te olvide tu aporte de verduras! Puedes prepararte una rica ensalada con fruta o, una sopa de pepino o un gazpacho bien fresquito. 

– ¿Y tienes una comida de pica-pica? ¡Tampoco hay excusa! Una buena alternativa podría ser un humus de garbanzos con crudités de verduras y/o unos pepinillos encurtidos o unos garbanzos crujientes.

– Si te llama el hambre entre horas, aprovecha para incorporar algo de fruta, mucho mejor si es de temporada y de proximidad. Puedes tomar la pieza en sí, prepararte una rica macedonia de frutas o prepararte un rico y refrescante granizado con fruta y hielo.

– Todo esto también lo puedes aplicar en el buffet de un hotel o en cualquier restaurante: asegúrate de pedir un primero de verduras (ensalada, salteadas, asadas, etc) o, sino, escogerlas como acompañamiento de tu segundo plato.

Agua como bebida principal

Muchas veces en consulta nos preguntan: y si no es una cerveza, vermut o refresco, ¿qué me pido cuando salgo tomar algo? Parece que un buen vaso de agua fría no pega cuando estamos en una terraza o que somos el “bicho raro” de nuestros amigos si no les acompañamos con una bebida alcohólica o azucarada.

Es muy importante que nos mantengamos bien hidratados y siempre tenemos que priorizar por el agua como bebida principal, pero aquí van algunos consejos y alternativas:

– Sal de casa con una botellita de agua bien fresca en la mochila para tenerla siempre a mano. Si vas a la playa o vais a pasear con mucho calor también puede llevar un termo o llevarla congelada de casa para que esté más apetecible durante más tiempo.

– En casa puedes preparar aguas aromatizadas como agua con limón y menta. Es muy refrescante y apetecible. ¡Te lo recomendamos 100%!

– En los bares y terrazas puedes pedir alternativas a las bebidas con alcohol y refrescos azucarados como: café frío, agua fría con rodajas de limón, zumo natural, agua con gas, cerveza sin alcohol, infusiones frías con hielo (sin azúcar añadido), etc.

– Si en alguna ocasión quieres acompañar alguna comida con vino o cerveza pero no quiere caer en exceso, te recomendamos que tampoco falte el agua en la mesa. ¿Por qué? Aquí un ejemplo: imagínate que cenas sushi; este tipo de comidas suelen ser saladas y aumentan las ganas de beber, si sólo hay vino en la mesa, puede que te resulte difícil acabar la cena con 1 sola copa de vino. En cambio, si lo acompañas con agua, te resultará más sencillo beber agua cuando tienes sed y disfrutar del vino cuando más te apetezca. 

Y los helados, ¿cuántos están permitidos?

Los helados son otro de los productos más típicos del verano pero si esperas que te recomendemos una frecuencia de consumo semanal o diaria adecuada sobre el consumo de helados lo sentimos, no existe. Si quieres mantener los buenos hábitos en verano, cuantos menos consumas, mejor. 

La calidad nutricional de los helados que podemos encontrar en un supermercado o en las heladerías suele dejar mucho que desear: ricos o mejor dicho, riquísimos en azúcares añadidos y edulcorantes, grasas de mala calidad, saborizantes, etc. Por lo tanto, desde el punto de vista nutricional es cuanto menos mejor. 

Por ello, si quieres tomar algún helado por gusto, estupendo, pero para tu día a día o para hacerlo con más frecuencia te recomendamos los helados caseros con materias primas de calidad como frutas, frutos secos, cacao puro, fruta deshidratada, etc; es sencillísimo y además, os sorprenderá lo deliciosos que pueden llegar a estar.

Uno de nuestros favoritos es el helado de plátano que puedes acompañar con diferentes toppings como chocolate, coco rallado o canela. Puedes también mezclar el plátano con otros ingredientes como las fresas o las cerezas para que tengan más variedad. Si no te gusta con plátano puedes hacer helados tipo polo mezclando frutas como melocotón y lima o fresas y cerezas y dejándolos en el congelador listos para disfrutar. 

Mantener los buenos hábitos en verano también incluye mantenerse activo

Aprovecha los días libres para realizar aquellas actividades que durante el año no tienes tiempo para realizar y que siempre te dices mentalmente “en cuanto tenga un hueco lo tengo que probar”. Puedes aprovechar los días de playa para practicar paddle surf, buceo o dar un paseo por la playa o la escapada a la montaña para hacer senderismo con unas vistas que no encontrarás en la cuidad. 

Esto, junto con tu rutina deportiva habitual, hará que mantengas esa vitalidad y salud que has conseguido durante el resto del año.

Descansa física y mentalmente

Aprovechar para dormir lo suficiente es muy importante para tu salud tanto en tus vacaciones como en el resto del año. Te lo explica nuestra directora técnica de nutrición, Anabel Fernández, en este artículo para Men’s Health España. 

Pero además del sueño, es importante buscar y disfrutar de aquellas actividades que te permiten desconectar de las preocupaciones del día a día y/o reducir el nivel de estrés. Escucha tu música favorita, medita, adquiere un buen e interesante libro y aprovecha al máximo esos largos días de verano.

Como habrás podido comprobar, mantener unos buenos hábitos en verano no tiene porqué ser misión imposible. De hecho, el verano puede ser una buena época para darte cuenta de si estos hábitos están bien integrados en tu día a día o si los estás viviendo como una obligación de la que estás deseando liberarte. Desde KOA te animamos a poner en práctica estos consejos y te deseamos un feliz y saludable verano. 

Artículo escrito por Patricia Ortega, dietista-nutricionista de KOA Center, y Anabel Fernández, directora técnica de nutrición del mismo centro. 

¿Preparado para el cambio?

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la información que publicamos en nuestro website y recoger información estadística. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Aceptar